¿Cómo podemos mantener seguros a nuestros hijos en la carretera?

Nuestros hijos, bebés seguros en carretera
Nuestra prioridad como padres no es otra que la de proteger a nuestros hijos. Por este motivo hemos de tener muy en cuenta su seguridad también en la carretera. Esta cuestión tiene tal importancia que el pasado mes de junio llegó al Congreso de los Diputados, en un encuentro al que asistieron personalidades como Ana Pastor e instituciones de distintas índoles con un objetivo común: los niños.

En dicho encuentro fue presentada la Alianza Española para la Seguridad Vial Infantil (AESVI), formada por 40 instituciones como la Dirección General de Tráfico (DGT), el Servei Català del Trànsit, la Dirección de Tráfico del País Vasco, la Asociación Nacional de Matronas, los principales clubes automovilísticos de España (RACE, RACC y RACVN), cuerpos y fuerzas de seguridad del estado o la Fiscalía de Seguridad Vial. Un nuevo y necesario foro cuyo objetivo es la unificación de criterios para mejorar y garantizar la seguridad de los más pequeños en la carretera y que ya ha llegado a algunas conclusiones muy interesantes.

Así deben ser las sillas de auto
Uno de los aspectos más destacados es el relativo a las sillas de auto o sistemas de retención infantil (SRI), que pueden estar homologadas por la norma R44-04 o por la I-Size. El sello identificativo de la nueva norma, I-Size, y principal diferencia con la R44-04, es la posibilidad de fijación de la silla al coche mediante el sistema ISOFIX, que permite una seguridad mucho mayor debido a su anclaje. Además, también ha cambiado su sistema de clasificación. Anteriormente, la utilización de una silla u otra dependía de la masa del niño, pero la evolución y la investigación de estos sistemas de seguridad ha supuesto un cambio más práctico y seguro: la clasificación por tallas.

Sistemas obligatorios y necesarios
El uso de SRI, además de ser obligatorio, es una oportunidad para nuestros hijos. Su seguridad en el coche depende de nosotros y no podemos desprendernos de esta responsabilidad. Por eso, es importante que no solo utilicemos esta medida por obligatoriedad legal, sino por concienciación y confianza en su necesidad. Estos sistemas son evaluados de forma precisa antes de salir al mercado. Se comprueban las consecuencias de posibles impactos (tanto frontales como laterales), que sean fáciles de usar, cómodos y, cómo no, seguros y efectivos.

¿Y qué pasa con el transporte escolar y público?
Hasta ahora, la seguridad y el uso de sistemas homologados para niños en autobuses y transportes escolares era un tema secundario, sin embargo, la DGT ha cambiado sus prioridades. Aunque todavía no existe una ley que obligue a que este tipo de transportes cuenten con SRI, algo está cambiando. Kidy Bus Harnees es el primer SRI pensado para utilizarse en autobuses y está creado en los laboratorios INSIA… ¡una empresa española!

Protección desde el embarazo
Si hablamos de seguridad en la carretera no podemos dejar de lado a las embarazadas que, tanto si van al volante como si viajan de pasajeras, deben tener especial cuidado y seguir las siguientes recomendaciones.

Utilizar el cinturón de seguridad de forma correcta. Esto es, colocando la cinta horizontal a la altura de las ingles, es decir, por debajo de la cintura y nunca sobre el abdomen.
Adaptar la distancia al volante (25 cm).
Tener cuidado con el uso de los airbag. Estos han de estar orientados al tórax y a la cabeza, pero nunca han de dirigirse hacia el abdomen.
Parar frecuentemente en viajes largos.
Es aconsejable evitar conducir en caso de sufrir contracciones o riesgo de parto prematuro.

 

Fuente: www.crecerfeliz.es