Coronavirus en el embarazo

¿cómo afecta esta enfermedad a la futura mamá y al bebé?

Ante la propagación del coronavirus 2019-nCoV y el aumento de casos en España, se han multiplicado las preguntas sobre cómo puede afectar exactamente la enfermedad a determinados grupos de población. Hablamos sobre qué se sabe del coronavirus en el embarazo.
Lo primero que debemos tener claro es que el coronavirus 2019-nCoV (nombre de este coronavirus concreto) es nuevo y aún se desconocen muchos datos sobre su contagio y sus efectos sobre los grupos de población de riesgo. Hace unos días hablábamos de cómo puede afectar el coronavirus a los niños, hoy queremos aclarar dudas sobre cómo puede afectar el coronavirus a las embarazadas y sobre si tiene riesgos adicionales durante el embarazo.

El coronavirus en cifras
“Los coronavirus son una gran familia de virus que causan desde resfriados leves hasta neumonías mortales. Afectan a numerosas especies de animales, como perros, gatos, vacas, cerdos, dromedarios, murciélagos, etc. Siete de ellos (incluido el descubierto ahora en China, llamado 2019-nCoV) pueden afectar a personas. Su envoltura, vista al microscopio electrónico, parece una corona. De ahí su nombre”. Esta es la definición exacta del coronavirus que puede leerse en el Informe bulos sobre coronavirus, editado por el Instituto #SaludsinBulos con la colaboración de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH). Como ya hemos contado en otras ocasiones los síntomas principales de esta enfermedad son muy similares a los de una gripe: tos, sensación de falta de aire, fiebre y dolor de cabeza, en mayor o menor medida.

Para seguir ahondando en qué es esta enfermedad acudimos al doctor Manuel Serrano Martínez, especialista en Medicina Interna y experto en enfermedades infecciosas en la Clínica CMA de Madrid y miembro de Top Doctors, quien explica que “el coronavirus es un género de virus presente habitualmente en las enfermedades respiratorias, otitis, tos, falso crup, etc. Es un habitual de los “catarros”. Sin embargo, el coronavirus que ahora está produciendo la afectación de miles de personas en China, y también en otros países asiáticos, americanos, europeos y en Australia, es un coronavirus especial, cuyo origen no ha sido desvelado. La epidemia comenzó en un mercado de pescado a finales de diciembre pasado. La característica principal de esta nueva cepa de virus (COVID-19) es que tiene mayor tendencia a la afectación pulmonar produciendo neumonía que los coronavirus habituales. No obstante, se sabe que el 81% de los infectados no presenta ninguna gravedad, incluso sin afectación pulmonar o muy leve”.

Según los últimos datos recogidos por el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas Johns Hopkins (CSSE) hay unos 115.829 casos de COVID-19 (nombre que recibe la enfermedad causada por este nuevo coronavirus) en el mundo, unas 4.087 muertes y alrededor de 64.046 personas que se han recuperado de esta enfermedad.

¿Cómo puede afectar el coronavirus a una mujer embarazada?
Saber cómo afecta esta enfermedad a las embarazadas es otra de las preocupaciones más extendidas. Sin embargo, los expertos aseguran que no se ha observado mayor motivo de alarma para este grupo de población: “no existe ninguna evidencia de que las embarazadas tengan mayor facilidad para la infección o para desarrollar formas más severas de la enfermedad, ni tampoco hay un mayor porcentaje de necesidad de hospitalización”, aclara el Dr. Serrano.

A raíz de la publicación de uno de los primeros estudios sobre la relación entre coronavirus y embarazo, cuyas conclusiones ha hecho públicas The Lancet, cabe destacar que, de momento, no se ha demostrado científicamente que las mujeres embarazadas presenten mayor susceptibilidad de contagio del coronavirus, por lo que se recomienda seguir los mismos pasos para prevenir la infección que los definidos para el resto de la población.

También conviene especificar que este estudio del que hablamos está limitado por el pequeño tamaño de la muestra: se analizó la evolución de nueve mujeres embarazadas con neumonía COVID-19 confirmada por laboratorio que ingresaron en el Hospital Zhongnan de la Universidad de Wuhan, Wuhan, China, del 20 al 31 de enero de 2020.

¿Se tienen datos de si puede contagiarse de la madre al feto?
Debido a la novedad de este tipo de coronavirus y a la falta de memoria inmunológica ante esta enfermedad, se desconocen aún muchos factores sobre su transmisión y esto es lo que sucede cuando nos planteamos si se puede transmitir de la madre al feto: “Hasta la fecha se tiene muy poca información sobre este particular, se han dado dos casos de enfermedad en recién nacido; en uno de ellos no se llegó a saber cuál fue la causa del contagio, y en el otro tanto la madre como la comadrona estaban infectadas por el COVID-19. La evolución en los bebés no se refiere que haya sido especialmente grave. Los coronavirus tienen una misma configuración molecular, y entre los coronavirus habituales de las enfermedades respiratorias nunca se ha descrito afectación fetal, por lo que es lógico pensar que en este caso tampoco se producirá”, sostiene el experto en enfermedades infecciosas.

Según los artículos publicados y los casos estudiados no existe transmisión vertical del COVID-19 de embarazadas a fetos:“los datos refuerzan la idea de que no se produce contagio vertical de embarazada a feto”, sostiene el Dr. Antonio Requena, director médico de IVI y experto en reproducción asistida. Además, según esta misma fuente, ni el pronóstico de la gestación ni de las pacientes fue peor comparado con mujeres infectadas no gestantes.

¿Puede tener efectos más nocivos o similares a la gripe en embarazadas?
Los expertos explican que, en personas sanas, los efectos del COVID -19 son similares a los que causa una gripe, aunque sí puede tener una mayor incidencia respiratoria: “la infección del COVID-19 en la población general afecta más severamente que la gripe en términos de síntomas respiratorios, con un 5% de enfermedad grave, que puede requerir cuidados intensivos. La gripe en personas de riesgo es también causante de situaciones graves. Entre estas personas de riesgo están las embarazadas, por lo que es muy importante la vacuna de la gripe en la temporada invernal. La neumonía es más frecuente en embarazadas que en la población general, y también el riesgo de hospitalización e ingreso en cuidados intensivos. Sin embargo, el hecho de estar embarazada no produce mayor susceptibilidad de adquirir la infección por la gripe, aunque una vez contagiadas requieren mayores cuidados. Respecto al feto, no hay evidencia de paso a través de la placenta ni en el coronavirus ni en la gripe, pero en la gripe, cuando afecta severamente a la madre, se han podido constatar ciertos defectos congénitos, abortos espontáneos, bajo peso al nacer, y prematuridad”, concluye el experto.

Es decir, los riesgos para una embarazada parecen ser similares a los que puede suponer una gripe.

El coronavirus y los tratamientos de reproducción asistida
A raíz de las conclusiones del estudio publicado en The Lancet, desde IVI destacan que hasta la fecha, no existe ninguna evidencia de la transmisión de este tipo de viriasis a través de los tratamientos de reproducción asistida.

“Es importante mantener una actitud de tranquilidad, ya que aunque la evolución del coronavirus invita a la incertidumbre e inseguridad, lo cierto es que ni pacientes en tratamiento reproductivo ni gestantes en el tercer trimestre de embarazo han mostrado hasta el momento riesgos para la evolución de su proceso y estado de su futuro bebé”, asegura el Dr. Requena. “No obstante, debemos ser cautos, dado que las informaciones actuales son escasas, sin perder de vista que para una mujer embarazada cualquier viriasis que pueda afectar las vías respiratorias bajas supone una situación de riesgo para ella y su gestación”.

 

001Des&des(H)

 

 

 

 

+34626612969

mcastillo@desydes.com

Fuente: www.serpadres.es

El equipo de desconecta y descansa