Hoy en este post os vamos hablar de las manos de los recién nacidos:

Cuando nacen, sus manitas son pequeñitas acorde con su pequeño cuerpo, cerradas en un puño y casi sin abrir, cuando va pasando el tiempo, semanas…el bebé intenta abrir y cerrar los dedos de las manos, a medida que va evolucionando su crecimiento mas o menos a los tres meses  de vida esos movimientos se van notando con mas notoriedad de echo empiezan ellos mismos a explorar sus propias manos sin darse cuenta.

Se les notará su falta de precisión a la hora de coger pequeños objetos que normalmente se los llevan a la boca, tendrán mas soltura y elasticidad con sus pequeños deditos y abrirán y cerrarán la mano con mucha mas soltura y fuerza.

No obstante, en poco tiempo el bebé será capaz de agarrar y soltar objetos con mucha mas facilidad.

Otra cosa que me gustaría destacar es que durante la formación de las manos de los bebés se va viendo ese pequeño dibujo de sus huellas dactilares incluso nada mas nacer aunque no muy pronunciadas

La única forma en que las huellas dactilares puedan cambiar de forma es que existan lesiones como cortes, quemaduras o enfermedades que puedan llegar a afectar las capas más profundas de la piel, de lo contrario, permanecerán iguales durante toda la vida de la persona.

Las huellas dactilares del bebé aparecen entre el tercer y quinto mes de embarazo. Son únicas y permanecen idénticas siempre. Crecerán los dedos y las manos, pero estos patrones no cambian en toda la vida.

 

001Des&des(H)

+34626612969

mcastillo@desydes.com

www.desydes.com

El equipo de desconecta y descansa