Hipotonía en bebés. Qué es, cómo se detecta y qué tratamientos existen
El tono bajo muscular hace que los bebés parezcan blanditos

Nos ha parecido muy interesante este artículo publicado por la revista guiainfantil.com de Lidia Expósito Peral “Fisioterapeuta y Osteópata” la cual nos cuenta lo que es la hipotonía en los bebés.

La hipotonía en bebés es la disminución del tono muscular. No es una enfermedad sino un signo clínico, el cual puede estar asociado a un déficit en el desarrollo psicomotor, y ser síntoma de alguna condición subyacente.

Es importante diagnosticarlo y tratarlo con prontitud, para obtener los mejores resultados. La gran mayoría de las hipotonías en bebés son benignas y evolucionan positivamente. Podrá ser congénita (si aparece en el nacimiento) o adquirida, cuando sucede después y ser transitorias o constantes.

Principales signos de hipotonía en bebés:

El tono muscular es el responsable de que podamos mantener una postura estable. Es la capacidad de activación que tienen los músculos cuando estamos en reposo. Los músculos envían información al cerebro, y, a su vez, el cerebro envía información a los músculos para que se produzca el tono necesario para realizar distintas actividades.

Cuando se da una hipotonía, este intercambio de información no se produce de forma correcta. Podrá ocurrir si hay una lesión que afecte al sistema nervioso central, al sistema nervioso periférico o nervios, a la médula espinal, a los músculos, tendones o tejido conectivo.

También puede estar producida por enfermedades cromosómicas, genéticas (Síndrome de Down, Prader – Willy, etc), por prematuridad, parálisis cerebral, infecciones severas, malnutrición, cardiopatías congénitas, hipotiroidismo congénito… A veces no se encuentra la causa, pero aún sin tener un diagnóstico preciso, suelen evolucionar favorablemente.
Su pediatra y su fisioterapeuta podrán ayudar a diagnosticar esta condición por medio de un examen de las adquisiciones motoras según la edad del bebé o del niño. Valorarán la fuerza muscular, los reflejos, preguntarán por antecedentes familiares, infecciones o traumas en el embarazo o en el parto. En algunos casos, serán necesarias pruebas como resonancias y análisis genéticos.

Los síntomas que pueden alertar de una posible hipotonía en bebés son:

– Dificultad para sostener la cabeza, tardan más en poder enderezarla.

– Bebes muy blanditos. Pueden tener los brazos o las piernas más estirados que de costumbre. Muy Flexibles, se arquean mucho, no muestran resistencia al moverlos.

– Tardan más en retirar un miembro después de una estimulación dolorosa.

– Problemas de succión, de enganche al pecho, para tragar o masticar.

– Dificultad para girar sobre el vientre estando boca abajo

– Les cuesta erguirse, mantenerse sentados sin ayuda, en definitiva luchar contra la gravedad.

– Son más lentos a la hora de conseguir gatear, caminar… (pero con estimulación temprana, lo pueden conseguir).

Tratamientos para la hipotonía en bebés:

El tratamiento a seguir en el caso de la hipotonía en bebés suele ser parte de un enfoque multidisciplinar donde, según el grado de afectación, pueden intervenir además del pediatra, el fisioterapeuta, el logopeda, el terapeuta ocupacional y el neurólogo.

El fisioterapeuta se basará en el movimiento como clave de su estimulación para lograr obtener una buena postura, equilibrio, coordinación…

Es muy importante que el niño sea mecido, que se le estimule para moverse libremente en todas las posiciones, que se le den masajes energéticos para mejorar la integración de su esquema corporal; también que se les haga cosquillas con diferentes texturas, que sea porteado en vez de llevado en carrito o, incluso, que se evite dejarlo mucho tiempo en hamacas.

El porteo ergonómico, siempre con el bebé mirando hacia el pecho de los padres, evitando la posición en cuna y con las piernas en “ranita” o “M”, es un gran estímulo para el bebé, ya que hace que se tenga que ir adaptando a los movimientos.

El éxito y la rapidez en la mejoría depende mucho del trabajo que hagan los padres en casa. Tiene que ser diario, muy repetitivo y constante.

Ejercicios para hacer en casa con niños con bajo tono muscular:

A continuación, te contamos algunas actividades que puedes hacer en casa con bebés con hipotonía o bajo tono muscular.

1. Desde tumbado boca arriba, e incluso con una cuña bajo la espalda del bebé, cogerlo de la manita e intentar tirar hacia nosotros para trabajar el enderezamiento de la cabeza. Volvemos despacio y, si es necesario, sujetando algo la cabeza.

2. Los cogemos desde la tripa y tronco y los mecemos hacia delante y detrás “haciendo el avión” intentando que levanten la cabeza. También podemos sostenerles de lado agarrando la pierna superior y el tronco e intentar lo mismo.

3. Colocamos al bebé con un rodillo bajo su tripa, nosotros le movemos despacito hacia delante y hacia atrás, intentando que enderece la cabeza. Conforme sea mayor y las manos toquen el suelo deberán abrir las palmas y no apoyar el puño.

 

Feliz fin de semana!!

 

El equipo de Desconecta y Descansa

www.desydes.com
+34626612969

mcastillo@desydes.com